Junto con el pad thai, el curri verde es uno de los platos más típicos de la cocina tailandesa. Una mezcla de guindillas verdes y especias cocinadas en leche de coco y servidas sobre un arroz muy aromático, arroz jazmín. En Madrid, Pink Monkey es uno de los templos de fusión que mejor los preparan y aunque su receta es secreta nosotros vamos a intentar que puedas replicarla en tu casa con ésta que hoy nos trae Lonely Planet.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 2 tazas (500 ml) de leche de coco
  • 500 g de pollo, cerdo, marisco o tofu troceado
  • 100 g de berenjena
  • 100 g de berenjena guisante
  • 2 cucharaditas de azúcar de palma
  • 2 hojas de lima kaffir
  • Salsa de pescado al gusto
  • 3-5 guindillas rojas sin semillas y en rodajas finas
  • 1 taza de hojas de albahaca tailandesa fresca

Para la pasta:

  • 20 guindillas verdes tailandesas
  • 2 cucharadas de galangal picado
  • 6 cucharadas de limoncillo picado (solo la parte blanca)
  • 2 hojas de lima kaffir
  • 4 raíces de cilantro picadas
  • 1 cucharadita de cúrcuma roja picada
  • 4 chalotas picadas
  • 4 dientes de ajo picados
  • 1 cucharadita de pasta de camarones

Modo de preparación:

Machacar los ingredientes de la pasta en un mortero hasta que estén bien mezclados. Reservar.

Calentar una cazuela grande o un wok y añadir la nata que se forma en la superficies de la leche de coco (no hay que agitar la lata antes de abrirla).

Remover la nata. Cuando esté líquida, añadir la pasta de curri y freír con la nata hasta que suelte todo su aroma. Incorporar la leche de coco.

Añadir la carne, el marisco o el tofu y llevar a ebullición. Cocinar a fuego lento entre 5 y 10 minutos. Incorporar las berenjenas, las berenjenas guisante, el azúcar de palma y las hojas de lima kaffir. Cocinar a fuego lento 2 minutos removiendo de vez en cuando.

Añadir la salsa de pescado y las guindillas. Llevar a ebullición, incorporar las hojas de albahaca y cocinarlo 1 minuto más antes de servirlo con arroz jazmín.

 

©PaulaMóvil