Una de las recetas estrella de Aspen es esta pasta de altura con sobrasada de ganso ibérico. Pero su origen era un misterio para nosotros… Hasta ahora.

En la carta hay un plato de mi madre”. Subo las cejas. En la terraza de Aspen, en la Plaza de La Moraleja, la clientela es de nivel. Hasta las moscas del verano son de nivel. Aspen, fundado por Miguel Arias en 2002, es un buen restaurante, un restaurante cuasialpino, un restaurante de nivel. “Arias fue quien organizó los primeros viajes para esquiadores intrépidos y viajeros, a Gstaad y las mejores estaciones de Austria”, me cuenta Fernando de Yarza, consejero director de Grupo Heraldo. Un día estaba mi madre sentada en un remonte con él y vio que a unos esquiadores le estaban trayendo comida a las pistas. Preguntó y Arias, siempre tan cosmopolita y educado, le contó a mi madre que allí iba a esquiar lo mejor de la alta sociedad europea. Pues bien, mi madre, ni corta ni perezosa, le contestó: ‘Pues yo hago unos Macarrones de Cine”. Hagan ustedes la prueba y pásense por Aspen a comer; o mejor a cenar ahora en verano –esa terraza– y comprobarán que ahí siguen, más de 30 años después, los macarrones más cinematográficos del mundo. Bien ricos que están (restauranteaspen.com).

©Balasdeajo