Hemos encontrado es una ristra considerable de formas de ver este alimento servido en la mesa y las queremos compartir contigo. La lombarda, característica por su color morado forma parte de un sinfín de platos dedicados al cuidado del aspecto físico, de ahí que esté presente en una amplia variedad de adaptaciones dietéticas.

Hoy se nos ha ocurrido ofrecerte una selección de algunos suculentos platos elaborados con ella y junto a sus compañeros de viaje más comunes: la fruta, los frutos secos y demás verduras.

¿Cuántos platos serías capaz de hacer con la lombarda?

Salteado de lombarda con ajo, sal y pimienta. Podemos añadir unas gotas de limón para animar el sabor.

¿Cuántos platos serías capaz de hacer con la lombarda?

El repollo morado junto con la manzana troceada casa perfectamente ofreciendo notas muy variopintas en el paladar.

¿Cuántos platos serías capaz de hacer con la lombarda?

Crema de lombarda con cebolla y picatostes (o pan tostado para acompañar).

¿Cuántos platos serías capaz de hacer con la lombarda?

Un salteado de zanahoria, lombarda y brócoli para eliminar los excesos de la noche anterior.

¿Cuántos platos serías capaz de hacer con la lombarda?

Muslo de pollo asado con ensalada de col lombarda y zanahoria rallada. Porque la lombarda liga muy bien con carnes rojas y blancas.

¿Cuántos platos serías capaz de hacer con la lombarda?

Si no podemos incluirla en el relleno de una empanada, por ejemplo, la ofrecemos fuera del plato como complemento.

¿Cuántos platos serías capaz de hacer con la lombarda?

Volvemos a probar con la fruta, esta vez con gajos de naranja y mango. Añadimos lombarda y una mínima selección de frutos secos a elegir.

¿Cuántos platos serías capaz de hacer con la lombarda?

Tosta de queso para untar con una cobertura de lombarda cocida en tiras y decorada con otra verdura a elegir.

¿Cuántos platos serías capaz de hacer con la lombarda?

Pato con salsa de vino reducida y lombarda triturada.