Ya es conocido como el Mazapán de la Rosa y está relleno de dulce de cacahuete y crema. Aunque su receta original, proveniente de Europa, incluía almendras, en Guadalajara (México), cuando comenzaron a realizar este dulce las cambiaron por cacahuetes con la idea de lograr un sabor único y diferente. Esta ha sido la receta elegida para tratar de batir un récord Guinness, y lo han conseguido: un mazapán que pesa 8,296 kilos, mide 3 metros de diámetro y 1,2 metros de alto.

En la elaboración de este gran dulce participaron 20 personas y tardaron cuatro horas en prepararlo en un molde de acero inoxidable. “Se transportó en palets la harina, los cacahuetes triturados y azúcar, y poco a poco se fueron mezclando en una gran olla con ayuda de grandes cucharas de metal. Esta masa poco a poco se fue trasladando al molde de acero inoxidable, dejando que se compactase”, explica Andrea Michel, gerente de comunicación de Dulces de la Rosa. El tamaño final del mazapán se asemeja al de una piscina y fue elaborado con el objetivo de conmemorar el 70 aniversario de la empresa pastelera.