Corría el año 1900 cuando un grupo de amigos encontró una salida a la alta producción de cebada en Aragón: la creación de la cervecera La zaragozana. más de un siglo después seguimos brindando con sus icónicas cervezas Ambar.

Ladislao Goizueta, alcalde de Zaragoza allá por 1898, fue uno de los impulsores de un proyecto que nacía de una necesidad: buscar la mejor manera de optimizar la abundante cebada cultivada en Aragón. Dos años después nacía La Zaragozana, con sede en un imponente edificio de ladrillo que aún hoy es uno de los pocos y más contundentes ejemplos de la arquitectura industrial de la época. Es allí donde en 1902 deciden dar un paso más y presentar las cervezas en Madrid, París y Londres, de donde regresaron con medallas y reconocimientos para sus Ambar. La empresa siguió creciendo, cuentan que incluso no daban a basto con los distribuidores que tenían por España, así que el desarrollo no cesó durante las décadas siguientes. Así fue como llegaron al catálogo actual, con una gama de trece cervezas que convierte a Ambar en la cervecera con más variedad del mercado español. Aunque a muchos les sorprenda, fue en 1976 cuando, fieles a su espíritu pionero, lanzaron la primera cerveza sin alcohol del país, una revolución llamada Ambar Sin que abrió las puertas a un nuevo camino hasta entonces apenas explorado. Así, en 1980 llegó otra sorpresa, la de Ambar Export, una tostada de tonos rojizos que acercaba a los paladares un sabor hasta entonces desconocido para muchos.

Ya a partir del año 2000 y con el cuerpo festivo por la celebración de su primer centenario, fueron sumándose nuevas Ambar al catálogo, como Ambar Negra –la única elaborada con azúcar de caña–, Ambar Lemon, con auténtico zumo de limón, Ambar Sin Gluten, para consumidores con intolerancias, o Ambar Manzana, con fibra y un 40% de zumo. En 2014, La Zaragozana alcanzaba una producción de 66 millones de litros de cerveza con la previsión de duplicar su cuota de mercado en España a partir de un plan de inversiones que culminará en 2018. Una ‘ambición’ que no termina aquí, porque 2016 será recordado por uno de sus lanzamientos más esperados, la colección ‘Ambiciosas’ de Ambar, pequeñas producciones de cervezas 100% artesanales como Ambar 10, con diez variedades de lúpulo diferentes, diez grados de alcohol y un diez en complejidad. Porque si de algo saben en esta empresa centenaria… es de excelencia.