Para el que no lo sepa, estas bebidas no son alcohólicas y están hechas a base de manzana. Se podría decir que son las bebidas sin alcohol más importantes de Estados Unidos. Mucha gente dice que la única diferencia entre la sidra y el zumo de manzana es el etiquetado. Esto es así porque el dilema entre la sidra y el jugo no está estrictamente definido.

El zumo y la sidra son, ambos, zumo 100% puro hecho con manzanas frescas cultivadas en Estados Unidos la diferencia está en el proceso. Se considera sidra al zumo de manzana que no se ha sometido a un proceso de filtración para eliminar las partículas más gruesas de la pulpa o sedimento. Además, para hacer la sidra, las manzanas tienen que ser lavadas, cortadas y molidas con el objetivo de llegar a una compota de manzana que es la que después sacará su jugo a través de una prensa hidráulica. Mientras, el zumo de manzana es el jugo que se ha filtrado para eliminar los sólidos y, posteriormente, se ha pasteurizado para que permanezca fresco durante más tiempo.