¡Y como para no tenernos hechos un completo lío! Lo raro sería lo contrario, no sorprendernos ni lo más mínimo ante la idea de que una conocida marca fusione dos de nuestras comidas preferidas, y de que lo haga sin una razón que justifique (y mucho) que croissant y tortilla tengan que convivir en la misma palabra y en el mismo plato.

Esto es lo que ha hecho Walmart, el gigante de venta al por menor, solapar ambas comidas en una, crotilla, convirtiendo estos platos en un híbrido a caballo entre un croissant y una tortilla, pero sin parecer estéticamente a ninguno de los dos componentes principales. Algo que sólo podemos entender desde el punto de vista del marketing; esto es, cuanto más raro sea el producto, más sorpresa y curiosidad generará en el consumidor, quien lo comprará y consumirá para saber a qué saber el nuevo alimento.

Suena todo tan retorcido como realmente es, ya que esta crotilla horneada tiene aspecto ¡y hasta sabor! de taco, crepe y pizza. De forma redonda, plana, crujiente y pensada para servirse en caliente.