El clima sigue sin darnos tregua y o llueve o es imposible salir a la calle sin volver a casa con un resfriado. La solución no está en un buen plato de comida caliente, pero sí puede ayudarnos a combatir estas bajas temperaturas. ¿Probamos con una crema de champiñones? Nosotros ya estamos sentados a la mesa con la cuchara y el hambre haciendo de las suyas.

Ingredientes:

  • 500g de champiñones.
  • 2 dientes de ajo.
  • Una pizca de sal.
  • Una pizca de pimienta blanca.
  • Aceite de oliva.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • 1 vaso de agua.
  • 1 vaso de caldo de pollo

Preparación:

Pelamos dos ajos y enteros los añadimos a una sartén con aceite caliente pero a fuego muy bajo.

Retiramos los tallos a los champiñones, pelamos, lavamos y los añadimos a la misma sartén para que se hagan lentamente.

A ese refrito añadimos un vaso de agua, otro de vino blanco y el de caldo de pollo, removemos bien y mezclamos todos los ingredientes para que sigan haciéndose a fuego lento. Ponemos sal y pimienta blanca y dejamos hacer durante 20 minutos.

Con la ayuda de una batidora trituramos los champiñones que ya tienen que estar cocidos hasta que al textura sea lisa y son grumos. Si nos queda espeso podemos añadir agua, muy poco a poco.

Servimos caliente y no olvidemos ponerlo a punto de sal.