Llegados a un punto en el que la sociedad del consumo está inserta en una caos de inmediatez, fomentando la producción de ropa acelerada y sin calidad para lograr un precio más económico. A consecuencia de este proceso, la industria textil se ha convertido en la más contaminante después del sector petrolero.

Ante esta situación, las compañías están tomando conciencia de ello y, por eso, Converse se suma al cuidado medioambiental. La empresa que destaca por su continua reinvención del calzado, experimentando con telas y diseños, da un paso hacia la sostenibilidad y desarrolla Converse Renew, la estrategia basada en innovadoras formas de crear productos.

El resultado son las nuevas zapatillas denominadas, Renew Canvas, que ofrecen el icónico aspecto y tacto de la lona Chuck Taylor All Star confeccionado en poliéster 100% reciclado que proviene de botellas de plástico usadas. Los tejidos replican las propiedades de la icónica lona de algodón pero en una versión que cuida más del planeta.

Converse convierte los materiales desechados en una de las sneaker más famosas de la historia, para que pueda seguir existir un futuro dónde también lo sean.

Renew Canvas están disponibles esta temporada en colores vibrantes en todo el mundo en Converse.com y puntos de venta seleccionados con precios que oscilan entre los 60 y 85 €.