Física y química se juntan cuando hablamos de gastronomía molecular. Quizá sea la práctica culinaria que más revuelo ha causado. Grandes se han mostrado en contra, y otros del mismo tamaño a favor. ¿Conocéis cómo surgió?

En marzo de 1969 se hace pública la que hoy es conocida como “gastronomía molecular”. Nicholas Kurti, en marzo de ese año, hace una presentación llamada “The physicist in the kitchen” (“El físico en la cocina”), en la que mostró cuáles eran sus experimentos y estudios respecto a la física culinaria. Más tarde, el químico Herver This decide unirse a este proyecto de investigación.

Estos científicos intentaron averiguar cómo reaccionaban los alimentos a las diferentes formas de cocinarlos. Al final, ha pasado de ser una investigación de laboratorio para obtener conclusiones científicas, a utilizarse en las mejores cocinas de todo el mundo.

Además, con los avances tecnológicos que también llegan al sector gastronómico, estamos seguros de que la gastronomía molecular no dejará de sorprendernos.