¿Sabías que todas nuestras emociones y sensaciones de bienestar se generan en nuestros intestinos? El 90% de la serotonina que generamos, la hormona del bienestar, la producimos directamente en el intestino. Algunos expertos se atreven a denominarlo ‘segundo cerebro’ porque su función neuronal es muy parecida a la actividad cerebral de nuestra cabeza ya que nuestro sistema digestivo posee, a lo largo de las capas musculares de sus paredes, una red muy extensa de neuronas.

De aquí la importancia de nuestra alimentación y la forma en la que nos cuidamos.

El intestino libera serotonina como respuesta a una alimentación sana y a unas buenas digestiones. Por eso, si nos alimentamos de una forma variada, aportando todos los nutrientes necesarios para nuestro cuerpo, el sistema digestivo responderá y agradecerá esa sensación de bienestar produciendo energía, vitalidad y optimismo al liberar estas sustancias químicas. Por eso, existen determinados complementos alimenticios que pueden ayudarnos a seguir mejorando nuestro sistema digestivo.

Perlas de AOVE con Omega 3, 6 y 9 y vitamina E

La nutricosmética ha llegado para quedarse y un ejemplo claro de ello son las perlas de aceite de oliva virgen extra de La Chinata, enriquecidas con Omega 3, 6 y 9, vitamina E, aceite de onagra y de chía. Estas pequeñas píldoras no contienen nada más que ingredientes naturales y ayudan a mejorar el aspecto de la piel, reducir el colesterol, la presión arterial y las dolencias musculares y articulares.

Semillas y frutos secos

Las semillas, las bayas y las nueces son una forma muy sana de incluir en tu dieta una gran variedad de ácidos grasos esenciales, nutrientes, vitaminas y minerales. Una forma muy simple de tomar todos esos nutrientes de una vez es acompañar determinados platos, ya sean dulces o salados, como yogures, smoothies, cremas de verduras o boles de frutas con mezclas de semillas como las de Linwoods.

Espirulina

El alga espirulina es una cianobacteria con forma de espiral (de ahí su nombre), de color azul verdoso por su alto contenido en clorofila. Este alga contiene una proteína de alto valor biológico que contiene una gran variedad de elementos nutritivos, vitaminas y minerales.

Dice un dicho inglés ‘one apple a day keeps the doctor away’ (una manzana al día mantiene al médico lejos). Si ya el té es bueno gracias a sus antioxidantes, el té de manzana te proporciona, además de sus antioxidantes habituales como las catequinas y quercetina, vitamina A y minerales como el potasio, el sodio y el magnesio.

Por todos estos beneficios Pink Lady ha lanzado su té con manzana.