La cebolla es el ingrediente que nunca falta en la cocina. Bien sea para condimentar los platos como para preparar una rápida, sana y rica sopa de cebolla que, por cierto, también traemos su receta.

Y entendemos que todo adicto a los fogones eche mano de la cebolla para sacar partido a su cocina. Y, ahora que sabemos sus propiedades y beneficios, sólo querrás usarla más.

Tiene propiedades antianémicas y grandes cantidades de quercetina, por lo que su primera ventaja ya la sabemos: favorecerá la circulación sanguínea.

La cebolla es un expectorante natural, así que también nos ayudará a respirar mejor, sobre todo, cuando suframos catarros o resfriados.

Tiene propiedades diuréticas y depurativas, algo que, además de funcionar muy bien en las dietas, también regula los casos de hipertensión.

Y es un gran antioxidante natural, por lo que parecer más joven con sólo un mordisco no será nada complicado.

Receta de la sopa de cebolla

Ingredientes:

  • Litro y medio de caldo de verduras (zanahoria, puerro y cebolla).
  • 12 rebanadas de pan tostado.
  • 3 cebollas.
  • 1 diente de ajo.
  • Queso rallado.
  • Aceite de oliva.

Preparación:

Primero tenemos que hacer un caldo con la zanahoria, la cebolla y el puerro, poniendo a cocer con agua estos tres ingredientes e intentando conseguir la mayor concentración de esencia posible.

A continuación pochamos las cebollas sin dejar que doren demasiado o se quemen, y cuando tengamos el aspecto deseado, añadimos el caldo y dejamos cocer durante 25 minutos.

Refregamos el pan tostado en ajo para después añadirlo a la cazuela y esperamos en el fuego durante unos 4-5 minutos más para que todos los ingredientes se fusionen bien.

Podemos pasar por la batidora todo el proceso para convertirlo en una sopa líquida y no en un guiso.

Finalmente pasamos por el horno la sopa con el queso rallado por encima para que dore un poco la cobertura.