En los últimos años, las bebidas vegetales se han consolidado como la opción más saludable frente a la conocida leche de vaca. Sin embargo, la mayoría de las alternativas no lácteas que encontramos en los supermercados contienen grandes cantidades de azúcar y otros aditivos añadidos que no son beneficiosos para nuestra salud. Por lo que, si buscas un derivado de la leche realmente saludable y sin azúcares añadidos, la mejor opción es hacer tu propia bebida vegetal.

La bebida de avena, además de ser mucho más digestiva que la de vaca, nos aporta una buena ración de energía sin nada de grasas.

Ingredientes:

  • 1 litro de agua.
  • 80g de copos de avena.
  • Vainilla, miel o stevia para endulzar. (Opcional)

Modo de preparación:

Añadir la avena en un recipiente con agua y dejarlos reposar aproximadamente 10 horas. Cuando los copos de avena estén blanditos, enjuagar y escurrirlos. Juntar la avena con 1 litro de agua y triturar la mezcla con una batidora hasta que los copos de avena desaparezcan. Colar el resultado en un recipiente grande para conseguir la bebida sin grumos. Añadir el endulzante que desees a tu gusto. Poner la bebida en un recipiente y ya está lista para tomar.