Cooked broccoli with mayonnaise Aioli Alimentacion Alimentación Alimentar Alimentos Arriba Borrado de fondo Brassica oleracea var. italica Brecol Broccoli Brocoli Brécol Brócoli Cocida Cocidas Cocido Cocidos Cocinada Cocinadas Cocinado Cocinados Cogollo de brecol Cogollo de brocoli Cogollo de brécol Cogollo de brócoli Cogollos de brecol Cogollos de brocoli Cogollos de brécol Cogollos de brócoli Col Coleccion de alimentos Colección de alimentos Comer Comida Comida con col Comida de col Comida de verdura Comidas Comidas de col Comidas de verdura Desde arriba Dispensable Encima Eximible Fondo blanco Food Foodcollection Fuerte Fuerte substancioso Fuertes Guisada Guisadas Guisado Guisados Hervida Hervidas Hervido Hervidos Hortalizas Mahonesa Mayonesa Plato Plato de col Plato de verdura Platos Platos con verdura de col Platos de col Platos de verdura Preparado Receta Receta con col Receta de col Receta de verdura Recetas Recetas con col Recetas de col Recetas de verdura Repollo Royalty Free Salada Saladas Salado Salados Salsa Salsa mayonesa Salsas Sauce Silueta Siluetas Substanciosa Substanciosas Substancioso Substanciosos Verdura de invierno Verduras Vista aerea Vista de arriba

En Tapas Magazine siempre somos unos claros defensores del DIY (do it yourself) y creemos que muchas veces la comida hecha por nosotros mismos sabe mejor que cuando comemos la que cocinan otras personas. Bueno, puede que no siempre sepa mejor, pero es mucho más gratificante disfrutar de algo que hemos creado nosotros mismos.

Hacer una mayonesa casera siempre trae un poco de miedo, un poco de respeto pero mucha ilusión por intentar dominar una de las recetas caseras más demandas.  Hazle competencia a tu abuela, ponte manos a la obra y domina el arte de la mayonesa.

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • Aceite (de oliva o de girasol)
  • Vinagre (o zumo o extracto de limón)
  • Sal

Cómo hacerlo:

En un recipiente estrecho y con buena altura (lo suficientemente ancho como para que puedas introducir tu batidora) casca el huevo y añade el aceite, normalmente el aceite debe ser unas tres partes del volumen que ocupó el huevo. Aparte de escoger el volumen y la altura ideal del reciepiente, también podemos dejar un rato a temperatura ambiente la mezcla de huevo y aceite para que se mezclen bien y ambos queden a la misma temperatura, así luego no se nos cortará la mayonesa en el proceso final. Después de dejarlo durante unos minutos a temperatura ambiente, añade la sal y el extracto de limón o el vinagre. Despúes de esto, introduce tu batidora en el recipiente, hasta el fondo y apoyala firmemente en el recipiente. Empieza a batir durante un tiempo sin moverla, hasta que los ingredientes se mezclen bien. Cuando la mezcla emulsione, empieza a moverla la batidora de arriba abajo lentamente, hasta que consigas tu mayonesa perfecta. Es fácil, sencillo y muy rápido de hacer.