El interiorismo de un restaurante ha llegado a ser casi tan importante como los platos que lo acompañan. Y si no, que se lo pregunten al dúo Cousi.

Su primer gran cliente fue Sandro Silva, ese magnate de la hostelería que fue parte del número de septiembre de Tapas Magazine y el cual, hace poco más de un mes, vendió el 40% de su grupo por 70 millones de euros. Así que parte de ese éxito tan rentable también se le pueda atribuir a Alba Hurlé y Alicia Martín, fundadoras de Cousi Interiorismo, y al particular buen gusto que las ha convertido en uno de los nombres de referencia en el mundo del diseño de interiores en hostelería. “Ten con Ten fue muy buen cliente y nuestro primer proyecto grande. Es más, en esa época todavía no había cultura en lo que respecta a la decoración de restaurantes. Hoy en día la gente vuelve a un sitio porque ha comido bien, por supuesto, pero para empezar a atraer clientela a un recién inaugurado restaurante es indispensable contar con un atractivo extra. Y es ahí donde entramos nosotros”, cuenta Alba. Después de que Cousi empezara a abrir mercado, la burbuja de su gremio empezó a despuntar tanto que hasta se topó con un momento en el que casi todos los restaurantes vestían igual. “Aunque eso ya es cosa del pasado, porque ahora mismo hay proyectos muy interesantes e ingeniosos en Madrid. Serán las redes sociales que están abriendo mentes, será que la gente viaja más…”, continúa Alicia. En el porfolio de Cousi hay una serie de nombres que ya conforman un circuito imprescindible entre aquellos que buscan buena comida y buen ambiente en un mismo lugar, como Beker 6, El Jardín de la Máquina, Ultamarinos Quintín (también del imperio Silva) o el lugar donde nos citan para esta entrevista, Sushita Café: un concepto al que le ha ido tan bien que ya está planeando la apertura de su tercer local. Alba y Alicia se encuentran surfeando en la cresta de la ola de la unión entre restauración y hostelería pero, ¿será este un boom pasajero? “Estábamos convencidas de que sí, pero creo que nos equivocamos porque una buena decoración siempre va a ser necesaria. Creemos que lo que sí va a decaer es el boom de los restaurantes, especialmente de aquellos proyectos que gastan verdaderos dinerales y que a la larga, no son sostenibles”. Mientras llega el día en que sus predicciones se confirmen o se desmientan, Alba y Alicia siguen con la vista puesta en su primer reforma para un hotel, el reciente estreno de la tienda de catering de Cristina Oria y en su colaboración con un restaurante en México D.F.

©BorjaLlobregat