La cocina callejera del D.F., los vinos del valle de Guadalupe, el recetario tradicional de Baja California, los guisos sureños… La pasión de los creadores de Tengo Hambre por la gastronomía les ha llevado a crear este club con carácter itinerante porque, claro está, quien no viaja no descubre. Estas cenas espontáneas que unen a disfrutones y curiosos de uno y otro lugar conectan con la tendencia global de conocer nuevas culturas a través de sus platos, como es el caso de Withlocals, una plataforma que permite a viajeros de todo el mundo compartir mesa y mantel con locales y que ha aterrizado ya en España. Una paella en casa de la madrileña María Jesús o un vermut en el ático barcelonés de Pep y Joan son algunas de las propuestas. Planes de aquí a Tijuana para que cuando digas “tengo hambre” siempre haya alguien esperándote con la mesa puesta (clubtengohambre.com / withlocals.com).