Alberto y Guido Miragoli son los dos hermanos que dirigen y dan vida a Cientotreinta. Un obrador de pan y tostadero de café en el que se elaboran productos artesanales y de gran calidad, donde la selección minuciosa de la materia prima permite ofrecer un producto auténtico, honesto y diferencial. Cientotreinta es originalidad en sus productor y pasión para hacer de este local un templo para los amantes del pan y del café.

Su mostrador de pan es un paraíso para los que lo adoran: masas madre, con cereales, con sésamo, integrales, con semillas… Auténticas joyas comestibles elaboradas y horneadas cada día en la trastienda de la panadería. El café, la otra especialidad de la casa, es traído de diferentes partes del mundo y tostado en el mismo obrador. Un sueño convertido en proyecto que ahora es una realidad para todos aquellos amantes de los buenos desayunos.