Si de por sí ya nos quedamos ensimismados con algunas construcciones arquitectónicas, lo hacemos más todavía cuando esas obras tienen el chocolate como material principal. El resultado puede ser para chuparse los dedos.

Y algo así es el trabajo de fusión que han realizado dos empresas, Universal Favourite y Bakedown.

Chocolates: una arquitectura de alto diseño

Algo distinto pero con un enorme peso estético es lo que han querido hacer y han hecho estas dos empresas fusionando sus conocimientos sobre ambas materias, la arquitectura y el chocolate.

Chocolates: una arquitectura de alto diseño

Ambos gigantes australianos empresariales han creado módulos arquitectónicos de diferentes formas, de manera que se puedan incrustar unos en otros, y de chocolate.

Chocolates: una arquitectura de alto diseño

Los podemos encontrar de cualquier color y sabor con el objetivo de crear versiones divertidas de este alimento.

Chocolates: una arquitectura de alto diseño

Hasta la compañía Universal Favourite ha llevado estos cubículos a una impresión en 3D para que Bakedown pueda utilizarlos como moldes para seguir creando composiciones dulces.

Chocolates: una arquitectura de alto diseño

La tecnología ha permitido, por ejemplo y entre otros muchos sabores, que se puedan obtener bloques de chocolate de melón de pistacho con un toque a limón.