Chipén nace como un bar de tapeo canalla situado en un barrio completamente en auge y con la intención de abrirse tanto a los clientes madrileños como a los viajeros.

Situado dentro del hall del hotel Mercure Madrid Plaza de España, ofrece una propuesta versátil, sencilla y pensada para disfrutar en cualquier momento del día. Su objetivo: revolucionar la hora del vermú a través de su barra, sus mesas y su tienda gourmet.

El storytelling de la Vermutería Chipén gira en torno a la gastronomía madrileña del siglo XXI con una carta de platos castizos y ciertos guiños viajeros. Los callos a la madrileña estilo nikkei, la oreja guisada con chipotle y la carrillera ibérica estofada con salsa Bourbon son algunos de los platos más locales a los que sus creadores les han dado completamente la vuelta. Pero lo que realmente debes probar son sus embutidos, las navajas frescas acompañadas con sorbete de gintonic, sus tablas de embutidos, su maravilloso tartar y sus bocadillos de albóndigas con diferentes toppings y servidos en pan de cebra. Todo esto acompañado, por supuesto, de uno de sus maravillosos 50 tipos de vermús.