En tan solo una hora, el ‘single’ con el que Rosalía había bautizado al icónico plato asiático, acumulaba dos millones de reproducciones en Youtube. Parece que la artista ha optado por nuevos ingredientes en su nuevo álbum ‘Motomami’, tan adictivos como la receta.

«Pa’ ti naki, chicken teriyaki. Tu gata quiere maki, mi gata en Kawasaki». Este es el estribillo de Chicken teriyaki. Poca gente entiende el significado esta frase, y podríamos tratar de descifrarla. No obstante, algo que sí nos interesa a todos es comer este delicioso plato nipón. Aquí te dejamos la receta, toma nota, no te defraudará.

El cartel de Chicken Teriyaki, diseñado por T.O.T y fotografiado por Marta Delgado.

Ingredientes para 4 personas:

  • 3 Pechuga de pollo sin filetear o 4 contramuslos
  • Semillas de sésamo al gusto
  • Salsa teriyaki casera (hecha con 100 ml de salsa de soja, 50 ml de sake, 50 gr de azúcar y 50 ml de mirin)
  • 3 cucharadas de miel
  • Arroz basmati al gusto para guarnición
  • Aceite de oliva virgen extra un par de cucharadas
  • Sal y pimienta al gusto
  • Cebolleta la parte verde
  • Jengibre fresco un trocito de medio cm (opcional)
  • Ralladura de limón

Preparación

Para hacer la famosa salsa teriyaki ponemos en una pequeña olla el sake, el jengibre, la ralladura de limón, y la salsa de soja. Calentar a fuego fuerte hasta que hierva. Posteriormente agregar la miel o el azúcar y esperar a que se disuelva. Dejar que la salsa reduzca hasta que espese y adquiera una textura de sirope ligero.

Limpiar las pechugas o los contramuslos de pollo y cortar en dados de tamaño mediano, posteriormente troceamos la parte verde de la cebolleta y la salteamos con dos cucharadas de aceite de oliva. Agregamos el pollo a esa mezcla y dejamos que se dore por unos 5 minutos.

Cuando el pollo ya esté dorado agregar la salsa teriyaki casera que previamente preparamos, remover, y dejar que se cocine por uno 15 minutos más. Cuando el pollo y la salsa tengan un color dorado es momento de apagar el fuego.

Espolvoreamos las semillas de sésamo y lo servimos con una guarnición de arroz.

A disfrutar.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta