Desde que se convirtió en el chef de Casa José (Aranjuez), el restaurante de su familia en el que creció, Fernando del Cerro ha seguido con la esencia del sitio y el uso de las materias primas de la zona: ‘En nuestro restaurante, localmente hablando, todos los alimentos son de Aranjuez’. Afirma Fernando para Tapas a Media Noche, de Spainmedia Radio.

Reconociéndose pastelero, el ahora chef no duda en defender el metódico trabajo de la repostería: ‘La forma de trabajar en la pastelería me ha ayudado mucho con la desorganización organizada que suele haber en la cocina’.

Sin embargo, en relación con el control que existe ahora en los fogones, del Cerro aclara: ‘Es una suerte haber podido vivir la espontaneidad de esas cocinas en las que todo salía rápido naturalmente. Casa José proviene de una cocina clásica. Mantenemos esos métodos, pero con nuevos productos principales’.

Hay que tener en cuenta que el cliente va evolucionando, no es el mismo que el de años anteriores. El chef recalca la necesidad de los locales de adaptarse a estos nuevos comensales que ya no se preocupan únicamente del plato: ‘Los restaurantes hemos pasado a ser espacios de ocio, y tenemos que dar ese plus al cliente, que le preocupa pasárselo bien tanto como un buen plato’.