Mientras escribimos estas líneas, no podemos negar que estamos un poquito en ‘shock’. La sorpresa, de hecho, es común y ha revolucionado las redes sociales. A ver, para que entendáis un poco el por qué de esta conmoción intentaremos jugar a un juego. Simplemente saber qué términos están relacionados con verano y cuáles no.

¿Piscina? Sí. ¿Sol? Sí. ¿Bufanda? No. ¿Sombrilla? Sí. ¿Cocido madrileño? No. ¿Chiringuito? Sí. ¿Cerveza? Sí. ¿Gazpacho? Sí. ¿Cerveza de gazpacho? Sí, habéis leído bien. Por supuesto, si las cañas son muy propias de la época estival y el gazpacho igualmente, esta extraña mezcla parece ser la bebida definitiva del verano.

Se trata de una creación creada por Jorge Varela en la Fábrica de Cruzcampo de Málaga donde buscaban un nuevo sabor que conquistará a los clientes de este jugo de malta. Por eso, este joven decidió unir dos de las pasiones veraniegas gastronómicas dando lugar a la Cruzcampo Gazpacho Beer, una cerveza sin filtrar, de tono rojizo y con 4,8 grados de alcohol con notas a tomate, pimiento y pepino y que, como el propio autor de esta nueva cerveza afirma, «marida con entrantes, quesos tiernos, tortilla de patatas o boquerones fritos».

Sin embargo, en este concurso de búsqueda de nuevos sabores esta cerveza de gazpacho no resultó ganadora y fue su contrincante, la Cruzcampo Fruity Ale con melocotón, que conquistó a todos con el 64% de los votos. En este caso, se trata de un color anaranjado con espuma blanca, de menor graduación que la anterior (4,5%) y que ha sido creada por Juan Navarro.

Lo sabemos, todos queremos probar estas variedades antes de que se agoten. Para ello, tenemos que visitar la fábrica malagueña que está ubicada en el Soho de la ciudad y, en esta ubicación única (y muy veraniega) podremos disfrutar de estas ediciones limitadas hasta final de verano. ¿A qué esperas?