Dos cervecerías de Colorado, Little Machine Beer y Joyride Brewing, han comenzado a hacer cerveza artesanal con nieve proveniente de montañas cercanas. “Para hacer nuestras cervezas necesitábamos agua y pensamos :¿cuál es la forma más fresca en la que podemos obtener agua? ¡Nieve!”, explican. Pero resulta que abastecerse de nieve fresca no es tan fácil como se puede pensar puesto que esta nieve debe estar completamente limpia y no verse contaminada por nada.

Al ser dos empresas pequeñas pueden abastecerse, hasta el momento, ellos mismos. Según cuentan suben a la montaña con trineos de niños y barriles de sesenta litros para hacerse con la nieve necesaria. “Queremos obtener la nieve más fresca que podamos, asegurándonos de que no haya sustancias químicas ni ninguna clase de contaminante”, explica Cory Carvatt, jefe de Little Machine Beer.