¿Alguien sabe quién es Antonio Fernández? Ahora lo vas a saber y, deseándolo mucho, querrás tener uno en tu vida.

Hablamos de un hombre de 98 años que falleció a principios de 2016, pero no sin antes convertir a los vecinos de su pueblo en millonarios gracias a un legado muy auténtico: destinó a los habitantes de Cerezales del Condado, su pueblo, la mayor parte de su fortuna conseguida con Corona Extra, la cerveza que le hizo cultivar un imperio.

En más de 210 millones de dólares, unos 197 millones de euros, ha estimado Time la fortuna de Antonio Fernández, empresario y dueño de cervezas Corona, quien a su muerte ha legado la mayor parte de su fortuna a los 80 habitantes de su pueblo situado en el norte de España.

Un impero que levantó a la edad de 32 años cuando puso rumbo a México, país donde nació la cerveza Corona, y que controló hasta los últimos años de su vida.