No estamos hablando del tan conocido término #foodporn, el que hace referencia al placer que genera la comida, no. Estamos hablando de excitación en su sentido más amplio, en el auténtico, nada más ver el cartón de estos cereales tan atrevidos.

Cereal Motel es una startup con sede londinense que ha venido a juntar varios placeres en uno: la calma de un desayuno tranquilo, la nostalgia infantil de volver a comer cereales a los 30 años y el deseo ardiente de los mayores de edad de animar un poco las mañanas con una dosis de sex appeal. ¿Y sabes cómo lo han conseguido? Con uno cereales solamente aptos para adultos.

Estos cereales han tenido un camino difícil para llegar a posicionarse en el mercado, ya que no todos los distribuidores y proveedores confiaban en un impacto positivo en el consumidor. Pero nada más lejos de la realidad: actualmente están disponibles, bajo pedido online, en Estados Unidos y Europa por un precio de 9’99€ la caja.

Y hablamos de cajas porque Cereal Motel ha lanzado cuatro versiones: Vice Krispies, Sugar Tits, Porn Flakes y Booty Pops, para todos los gustos que, aunque por fuera son muy sugerentes, por dentro están elaborados al estilo de un cereal tradicional.