Aprovecha que las multitudes se disipan y empiezan a dejar hueco en las barras para que disfrutes a tus anchas. La primera parada tiene que ser sin duda Salón Cascabel, la oferta más informal de los creadores del restaurante Punto MX. Los sabores mexicanos de esta antojería futurista se pueden disfrutar tanto en la terraza como en el interior inspirado en un salón mexicano de la época dorada de los años 40. La excusa principal son sus cocktails, los protagonistas de la casa a los que se suman el Tlacuache, un cóctel de tequila, naranja, frambuesa y cilantro, y la Margarita Correcaminos, elaborada con tequila, fruta de la pasión y chipotle endulzado. Otra propuesta, para combatir las altas temperaturas son las nuevas aguas frescas de Flor de Jamaica, y la de Tamarindo con naranja.

El que es considerado como uno de los mejores (si no es que el mejor) restaurante mexicano de Europa, no ha parado de cosechar éxitos con esta nueva propuesta y parece ser que no va a dejar de obtenerlos porque han sumado nuevos platos creados por su chef Roberto Ruíz. Siempre recordando a los sabores mexicanos y con algunos de los mejores productos locales. El Machete nos abandona durante el verano pero no hay que preocuparse ni pasar penas porque en su lugar llega el Armadillo, una tosta de pan de cristal crujiente, horneada con frijoles rancheros, ternera cocinada a las brasas, majado de hierbas frescas y una salsa de chipotle y cítricos; y el Lagarto Ibérico, cerdo ibérico adobado con chiles tatemados y salsa costeña.


De lunes a jueves de 13h a 24h / Viernes y sábado de 13 a 2h y domingo de 13h a 24h.