Lo español se lleva, pero también lo artesano, lo hecho con mimo y con cuidado. Ahora no hay tiempo (ni ganas) para viajes a ninguna parte, todo queda en casa. Hacia donde mira María Estrada, quien ha fundado Casa Maricruz para acercar a las nuevas generaciones lujo artesano y asequible que sobrevive a modas y tendencias. Junto a Santos Bacana y Antón Álvarez (C. Tangana) como socios, trabajando con ceramistas de Cáceres, Granada y Mallorca con el objetivo de rejuvenecer lo tradicional. Y eso es precisamente lo que acaba de hacer Casa Maricruz en su última y sorprendente colaboración con Minishop Madrid, que estará disponible desde el jueves 28 de abril.

En esta colección se maridan a la perfección las piezas únicas de la firma artesana con el icónico estampado de Minishop Madrid, ese que lleva con nosotros 20 años, ya que fue el wallpaper original de la primera década de la marca, y que aún se mantiene en el papel de envolver los productos, cambiándolo de color cada temporada.

«El juego con Casa Maricruz es como si al envolver un plato tradicional de granada se hubiera grabado con dicho papel de Minishop Madrid a modo de Sábana Santa, fusionando los mundos de ambas firmas, acercando el imaginario norteamericano a la tradición española», explican desde la marca. El resultado no nos puede gustar más. Ahora sólo cabe esperar que la comida que pongamos sobre estos platos esté a su altura.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta