Hace casi tres años, durante la vendimia de 2013, asistimos al nacimiento de la Bodega Experimental de Campo Viejo, demostración de que la popular bodega riojana (sus ventas anuales superan los 20 millones de botellas si sumamos todas sus marcas) no estaba dispuesta a dormirse en los laureles y apostaba por la innovación y la investigación. Un trabajo que se ha visto reflejado en la nueva añada de Campo Viejo Vendimia Seleccionada y muy especialmente en el estuche de cata que acaba de salir al mercado, en el que dicha botella viene acompañada de otras tres que explican su origen: Tempranillo de Rioja Baja (estructura), Rioja Alta (fruta) y Rioja Media (carácter). Una forma distinta de que el consumidor juegue y aprenda con el vino, y que se completa con la propuesta elaborada para la ocasión por el Basque Culinary Center, consistente en tres pequeñas sugerencias de maridaje que cuestionan los conceptos tradicionales sobre el tema.