La bebida favorita del mundo puede no estar a salvo. Un equipo de investigación internacional ha advertido que llegan tiempos difíciles para los bebedores de cerveza. Preven que se pueda ver una caída del suministro de cerveza a nivel mundial y, por tanto, una subida en sus precios como resultado de la inminente crisis climática. ”La sequía futura y los periodos de calor no solo reducirán la disponibilidad total de cebada para la mayoría de los países clave, sino que también reducirán la proporción de cebada utilizada para la producción de cerveza”, declaran a Nature Plants.

De cara al futuro y con el aumento de la temperatura de la Tierra, el consumo mundial de cerveza se reduciría en un 16%, aproximadamente lo que se consume de la misma durante un año en Estados Unidos, teniendo en cuenta además que su precio se duplicaría. Pero, ¿qué significa esto? Esto podría significar una pérdida en la cultura compartida como explican los investigadores: «algo fundamental en la apreciación intercultural de la cerveza. Durante muchos milenios, y todavía en la actualidad para muchas personas, la cerveza ha sido un componente importante de reuniones sociales y celebraciones”, concluyen en su artículo. Un motivo más, junto con las abejas, el chocolate o el café, para seguir cuidando el planeta y para seguir disfrutando de él.