El origen de Jamones Blázquez se remonta a 1932, cuando una pareja de jóvenes emprendedores decidieron abrir las puertas de un pequeño negocio familiar. Hoy, los descendientes de Isidoro Blázquez y Teresa Martín caminan con orgullo sobre los pasos que guiaron el inicio de Jamones Blázquez.

Hoy el apellido Blázquez se asienta sobre sólidos pilares, forjados por los nietos de los fundadores, que han construido una marca internacional, y que mira al futuro con la cuarta generación tomando el testigo.

Calidad a golpe de click

Han pasado casi 90 años desde que la empresa empezase a germinar en Salamanca con un proyecto familiar que se ha guiado siempre por la calidad y la confianza. Las claves del éxito de Jamones Blázquez son décadas de esfuerzo, evolución, crecimiento e inversión en infraestructuras propias, así como la definición de una metodología que lleva a su máxima expresión en su línea premium de productos, denominada “Admiración”, y que responde al exigente reto de marcar la diferencia en el mercado.

Dotada de un carácter único y capaz de sorprender a clientes y profesionales de todo el mundo, cada pieza es el resultado de una partitura gastronómica que combina a la percepción las fases de elaboración, secado, curación, y finalmente logística y distribución.

Ahora, Jamones Blázquez da un paso más, abriendo su puerta al mercado digital y dirigiendo sus productos de alta categoría gourmet al consumidor. Puedes realizar las compras navideñas más exquisitas en la tienda online de Jamones Blázquez. 

¿Existe algo más cómodo que tener la mejor calidad en la puerta de casa?

Deja un comentario