Las tabernas y cafeterías han sido y serán lugares de inspiración, el punto de partida de inolvidables historias o el escenario de tertulias literarias (y de otras que no lo son tanto). En cualquier caso, aquí tienes un listado de los cafés más emblemáticos de España que conservan ese halo mágico donde se ha escrito, en parte, la historia de nuestro país:

1. Café Gijón (Madrid)

Este local lleva todo un siglo dando cobijo a la cultura en el Paseo de Recoletos. Desde que su fundador, un asturiano en la capital, bautizara en mayo de 1888 a este espacio como ‘Café Gijón’ se ha convertido en un clásico de Madrid y España. Un lugar de tertulia, historia, cultura, literatura y arte. Personajes como Canalejas, Ramón y Cajal, Baroja, Pérez-Galdós, Benavente, Valle-Inclán, Gómez de la Serna, entre otros intelectuales de la época, fueron sus primeros y fieles clientes, que se dice pronto.

2. Café Royalty (Cádiz)

Se trata de uno de esos lugares que te transportan a otra época y te motivan a pasar la tarde charlando en un ambiente de tranquilidad. El año 1912 es la fecha en la que abrió sus puertas al público con una lujosa decoración, exquisitos productos y un servicio de diez, además, de buenos conciertos cada noche. Todo esto hizo crecer e impulsó su fama y lo situó como uno de los cafés más visitados de la ciudad. Literatos, intelectuales, políticos, músicos y artistas hicieron de este espacio algo diferente, único y, por supuesto, su lugar de peregrinación que sigue sobreviviendo al paso de los años.

3. Café Comercial (Madrid)

Se trata de uno de los espacio más antiguos de la capital y un lugar idóneo para desayunos y meriendas pero, sobre todo, es el sitio donde políticos, intelectuales y artistas han dado rienda suelta a su imaginación o ha solventado importantes conflictos del momento. La decoración acogedora de este café situado en la Glorieta de Bilbao invita a soñar y a darle un chute de energía a tu inspiración.

4. Café Novelty (Salamanca)

Situado en plena Plaza Mayor de la ciudad y con restos aún de la decoración suntuosa y de aire palaciego que sus primeros dueños impregnaron, se convirtió en el punto de encuentro de escritores como Miguel de Unamuno, Ortega y Gasset, Francisco Umbral o Carmen Martín, así como de muchos artistas y políticos, debido a su estratégica posición en la ciudad. De hecho, dentro del café, podemos encontrar una escultura a tamaño real de Torrente Ballester por si nos apetece iniciar una tertulia con él. A día de hoy, sigue recibiendo miles de visitas y está considerado toda una institución. ¡Ah! Y sus helados están buenísimos.

5. Café Espejo (Madrid)

Como si de un viaje en el tiempo se tratase, su decoración Art-nouveau, se mantiene intacta desde los años 70. No sólo el interior de su cafetería es maravilloso, sino también su terraza. Ambas recrean una atmósfera de inspiración que lo fue tanto para los más ilustres personajes del pasado como para los más contemporáneos. Como prueba, este videoclip los cantantes Leiva e Iván Ferreiro actuando en ‘El Espejo’ situado en el Paseo de Recoletos.