Puede que al ver las fotos lo primero que pienses es que ese color sólo puede ser producto de sustancias artificiales repletas de azúcar, pero lejos de la realidad, esta bebida denominada en las redes ‘Pink latte’, es quizás una de las fórmulas más sana de acompañar tu café. La encargada del color en esta mágica receta es la remolacha.

La remolacha es una hortaliza con gran riqueza nutricional, si se consume con frecuencia son numerosos sus beneficios: nos ayuda a mejorar el rendimiento,  ayuda a purificar el hígado,  tiene una gran acción antiinflamatoria y es un potente antioxidante. Y todas estas ventajas dietéticas acompañadas siempre de un sabor dulce pero, sobre todo, de un color rojizo inconfundible que tiñe de fantasía cualquier receta que se preste, incluso el café. Esto son los pasos a seguir para elaborar tu propio Pink latte:

Simplemente tendrás que leer esta simple receta y obtendrás el café más buscado de Instagram: Cocer la remolacha y, una vez lista, triturar mezclando con leche (otra opción si no queremos hervir esta hortaliza es recurrir al preparado en polvo de remolacha). Cuando ya tenemos nuestra mezcla de leche y remolacha es el momento de añadir el café. El sabor de este combinado es dulce, pero puedes añadir canela o jengibre si quieres un extra de dulzura. ¡Voilá! En pocos minutos ya tenemos un preparado bonito y sencillo para reinventar nuestra dosis de cafeína diaria.