Es el café más antiguo de Madrid pues abrió sus puertas en 1887 y su cocina está
basada en el producto de mercado y las recetas tradicionales marcan el ritmo de sus
fogones. Aunque fiel a sus platos castizos, en su cocina también se encuentran guiños
contemporáneos a diferentes culturas. Desde el desayuno hasta la cena, Café Comercial
ofrece propuestas adaptadas a todo tipo de comensales.

Platos ligeros y de temporada como las verduras con huevo de corral de galo celta y trufa
de verano, ensalada de pimientos asados con atún, piparras y mahonesa casera o la burrata de búfala con pesto de tomate seco, melón y brotes son algunos de las recetas que puedes encontrar en su carta. Su chef Pepe Roch apuesta por los huevos de corral con camarones, la pluma ibérica marinada y cocinada a la brasa con juliana de verduras baby y la hamburguesa clásica de vacuno acompañada de queso cheddar y culminada con pan de brioche. Platos que, aunque clásicos y tradicionales, cautivan a quién los prueba.