En los últimos días, mucho se había especulado sobre el futuro negocio que se abriría en el antiguo local en el que tantos años estuvo el Café Comercial. Sin embargo, a través de un comunicado de prensa emitido ayer por la tarde, el Grupo Escondite –gestiona actualmente locales como El Escondite de Villanueva, Lady Madonna o su propio servicio de catering-, resolvía todas las dudas.

Tras la adquisición de todos sus derechos de explotación, el establecimiento volverá a su actividad como local de hostelería incorporando una oferta gastronómica singular y atractiva.

Una reapertura que se llevaría a cabo a finales del 2016 “respetando todos los elementos protegidos por la Dirección General de Edificación Municipal del Ayuntamiento de Madrid”.

Además, la nueva sociedad gestora tiene el interés de mantener la vinculación del espacio con la vida cultural de la ciudad, creando un punto de encuentro para diferentes iniciativas artísticas. Un proyecto que consolidará la posición de el Grupo Escondite como empresa destacada dentro de la restauración madrileña.

Durante los próximos meses se informará puntualmente de las diferentes novedades que ofrezca el proyecto.