Pensar en Ibiza significa pensar en bullicio y fiesta las 24 horas del día, los siete días de la semana. En el norte de la ciudad, la calma te espera en el lujoso hotel Ca na xica. Este alojamiento cuenta con 20 suites y el trato es muy personalizado. Este año, como innovación, se han animado con la apertura de un restaurante en el que cuentan con un chef muy conocido en la isla.

Además, es idóneo en estos momentos, ya que al tener un trato tan personalizado y ser un lugar espaciado, los huéspedes pueden disfrutar de las vacaciones y respetar las medidas de seguridad en un entorno seguro.

“Todo comenzó, en 2009, con una casa rural de vacaciones, que mis suegros, Ricardo Espinosa y Mercedes Bartres, fueron ampliando”, explica su director, Alex Piella, “hasta convertirla en este precioso hotel”. El servicio y la calidad, a la vez que la privacidad y el espacio, son los puntos fuertes de este enclave, ya que esta finca cuenta con 8 hectáreas, teniendo cada visitante 2.000 metros cuadrados para disfrutar.

Otra de las características principales es la calma. “Siempre se garantiza la comodidad y la relajación, por lo que solo podrán alojarse las personas mayores de 14 años”, explica su director. El precio por habitación por noche varía según la temporada, yendo desde los 295 a los 630 euros.

Sin embargo, en el nuevo restaurante podrán comer todos los públicos. También, existe la posibilidad de disfrutar de las instalaciones, pero sin alojarse allí. Eso se denomina el Day Pass. Aunque son muy exclusivos porque las plazas son muy limitadas y depende del aforo del momento.

Un restaurante de creación

Restaurante Salvia by Ca Na Xica

El restaurante es un nuevo comienzo. Tal y como explica Alex Piella, “hemos empezado a trabajar junto con Pablo Carrizo”, chef que estuvo trabajando en grandes restaurantes como El Celler de Can Roca y con prestigiosos cocineros como Quique Dacosta, Paco Roncero y Carme Ruscalleda. “Los dos estábamos buscando un proyecto muy personal y hemos empezado a hacer cocina de autor”, asegura.

Los entrantes son para compartir y con mucha técnica y calidad del producto. “No esperábamos esta buena acogida y lo que más nos sorprende es la repetición”. El precio medio, aunque es muy variable, podría estar entre 55 y 60 euros el comensal.

Deja un comentario