La receta que hemos preparado hoy va dirigida a los más aficionados del chocolate y, principalmente, a los que llevan sin probar bocado de eso guilty pleasures desde hace tiempo. Un brownie con nubles y con extra de azúcar es el postre con el que vamos a finalizar el día. Una idea de la autora Susie Theodorou, encargada de la creación del libro ‘Brownies originales de Nueva York’.

Ingredientes:

Para la masa

175 g de chocolate negro (62% de cacao picado)

175 g de mantequilla

280 g de harina de trio

2 cucharadas soperas de cacao en polvo de buena calidad

¼ de cucharadita de sal fina

1 cucharadita de levadura química

2 huevos medianos

400 g de azúcar mascabado o de azúcar común

Los granos de 1 vaina de vainilla

Para el relleno

200 g de marshmallows (nubes de azúcar)

1 dosis de baño de mantequilla de cacahuete y chocolate

Modo de preparación:

Precalentar el horno a 170 °C. Preparar y engrasar el molde con un poco de aceite. Derretir el chocolate y la mantequilla al baño maría removiendo hasta que la mezcla quede homogénea. Dejar enfriar ligeramente.

Tamizar la harina, la levadura y la sal. Batir los huevos y el azúcar hasta obtener una consistencia homogénea. Añadir los granos de vainilla y el chocolate enfriado sin dejar de batir. Verter la preparación en el molde. Hornear durante 35 minutos; la superficie debe quedar lisa y brillante. Dejar enfriar 15 minutos.

Precalentar el grill del horno. Repartir los marshmallows sobre el brownie enfriado y dejar que se asen y se derritan. Hundir ligeramente los marshmallows con ayuda de una espátula blanca (procurar tocar solo las partes asadas para evitar que se peguen a la espátula).

Verter el baño de mantequilla de cacahuete y chocolate sobre los malvaviscos y guardar en el frigorífico al menos 1 hora. Desmoldar el brownie y cortarlo en cuadrados de 5 cm con ayuda de un cuchillo de hoja fina previamente mojado en agua caliente. Servir a temperatura ambiente.

©ConPoulos