Como el calor no tiene pinta de bajar un poco el volumen, tendremos que buscar nosotros la manera de refrescarnos, así que empecemos por la cocina, a ver si preparando platos fríos conseguimos que nuestro estómago se refresque y nuestro cuerpo tenga un respiro de tantas olas de calor.

Vamos a echar mano de productos frescos que no necesiten cocinado, recién sacados de la nevera, y a comerlos como si los fueran a prohibir. Hoy preparamos unas brochetas de verduras con mozzarella.

Ingredientes:

  • 1 nabo.
  • 1 pimiento rojo.
  • 8 tomates cherry.
  • Un puñado de aceitunas verdes sin hueso.
  • Hojas de albahaca.
  • Orégano.
  • Bolas de mozzarella.
  • Aceite de oliva.

Preparación:

Lo bueno de este tipo de recetas frescas es que no tenemos que perder tiempo en cocinarlas, sino sólo en emplatarlas y que queden lo más vistosas posible.

Por eso, sólo necesitamos hacernos con platos de brochetas, preferiblemente de madera, y empezar a clavar alimentos en función de nuestros gustos.

Una idea es montar un tomate cherry, seguido de una rodaja de nabo, una aceituna, una bola de mozzarella, un dado de pimiento rojo, una hoja de albahaca, otro tomate cherry, otra bola de mozzarella…

Y acabar la brocheta rociándola de orégano y unas gotitas de aceite de oliva.

Otras recetas: