¿Mantener los alimentos frescos durante más tiempo y además ahorrando consumo energético? Esa es la promesa de BluePerformance, la nueva serie de frigoríficos y congeladores de Liebherr, que consiguen una refrigeración óptima pero con menor consumo energético. Estos electrodomésticos suponen un salto cualitativo en eficiencia energética, al pertenecer a la clase A+++ o A+++/-20%, es decir, que los últimos modelos suponen un ahorro energético adicional de hasta un 20% respecto a la mejor clase de eficiencia energética existente hasta hora.

En esta nueva generación de frigoríficos de elegante diseño atemporal, la innovadora tecnología de frío está integrada de forma compacta en el zócalo del aparato, lo que consigue más capacidad útil de almacenamiento de alimentos con el mismo tamaño. Y una ventaja nada desdeñable: el emplazamiento de los compresores contribuye además a hacerlos más silenciosos. 

La línea BluePerformance está dotada con la tecnología BioFresh de Liebherr, que combina temperaturas constantes con la humedad del aire ideal. En el cajón BioFresh, por ejemplo, un queso edam se conserva a una temperatura de poco más de 0 ºC incluso hasta 120 días, y una bolsa de canónigos se mantiene durante 19 días en lugar de 7. De esta forma, los alimentos se conservan frescos por más tiempo si lo comparamos con un compartimento frigorífico convencional.