Esta noche viene a cenar tus suegros a casa. Lo tienes todo listo cuando de repente te das cuenta de que no tienes nada de aperitivo. Pues tranquilo porque tenemos la solución. ¿Tienes una horita y media por ahí suelta? Pues prepárate porque tenemos el nuevo aperitivo estrella.

Ingredientes:

  • 225 g de harina de trigo serraceno o de trigo integral
  • 225 g de harina de trigo
  • 1 ½  cucharaditas de café de sal
  • 25 g de levadura seca de panadería
  • 2 cucharaditas de café de azúcar
  • 725 ml de leche templada
  • 3 huevos
  • 70 g de mantequilla derretida y tibia + un poco para servir
  • 125 g de mantequilla para la sartén
  • Yogur griego
  • Pimienta
  • Salmón ahumado
  • Ramitas de eneldo y gajos de limón

Modo de preparación:

Tamizar las harinas juntas en una ensaladera y añadir el salvado que haya quedado en el tamiz y 1 cucharadita de café de azúcar. Incorporar la sal. Desleír la levadura en un bol con el azúcar restante y 35 ml de leche templada. Reservar en un lugar caliente durante 15 minutos, hasta que la levadura forme un poco de espuma. Separar la yema con los dos huevos enteros restantes. Hacer un hoyo en las harinas y verter los huevos batidos, la levadura, el resto de la leche y 20 gramos de mantequilla derretida. Con unas varillas incorporar poco a poco los ingredientes secos a los ingredientes líquidos hasta obtener una masa lisa y sin grumos. Tapar la ensaladera con un trapo limpio y dejar en un lugar caliente durante 1 hora. Batir la clara de huevo a punto de nieve e incorporarla con cuidado a la mezcla. Derretir una nuez de mantequilla en una sartén antiadherente. Verter 1 cucharada colmada de masa para formar un blini del tamaño de un platito pequeño. Cuando se formen pequeñas burbujas en la superficie, darle la vuelta con cuidado para hacerlo por el otro lado: debe estar hecho por dentro y bien dorado por cada lado. A medida que se vaya haciendo, ir poniendo os blinis en el horno a baja temperatura, separándolos con papel vegetal para conservarlos calientes. Untar un poco de mantequilla derretida sobre cada blini, añadir 1 cucharada colmada de yogur griego, una loncha pequeña de salmón ahumado y unas ramitas de eneldo. Sazonar con pimienta y servir con limón.

©Lunwerg