El rosa es, indiscutiblemente, un color de tendencia. Al menos en lo que a ginebras se refiere. Y la prueba es la incorporación al mercado de otra propuesta de este color, esta vez de la mano de Beefeater, que describe su nueva London Pink como “una bebida suave, intensa y rosa, urbana y enérgica”, una fusión de fresas, cítricos y enebro. “La ginebra más premiada del mundo lo apuesta todo a un color, pink. Y a una actitud, punk”, resume Beefeater.

London Pink quiere conquistar con su nueva ginebra rosada a los “jóvenes inquietos de la nueva generación que buscan descubrir cada día algo nuevo”, y su territorio de consumo, acorde a los nuevos hábitos de los consumidores que siguen las tendencias más cosmopolitas, se adentra, más allá de la noche, también en momentos como el aperitivo y la tarde.

El diseño de la botella de Beefeater London Pink pretende expresar la vida de la capital británica: el vidrio transparente que refleja la ginebra rosa es un guiño a los neones de los clubs underground y el logo se transforma casi en un grafiti sobre un fondo negro, rindiendo homenaje al arte urbano de la siempre vibrantes Londres.

Para un perfect serve, Beefeater sugiere enfriar tu copa con mucho hielo, servir 5 cl de London Pink, agregar tónica o refresco de lima-limón y añadir fresas cortadas.

London Pink es la recién llegada a la familia Beefeater –propiedad de Pernod Ricard- que cuenta con ya con Beefeater London Dry Gin, Beefeater 24 Dry Gin y Burrough’s Reserve.