La bebida italiana Aperol tiene ese toque cosmopolita fruto de su distintivo color naranja y su sabor agridulce, dos elementos indispensables para elaborar un buen Spritz. Su peculiar sabor es el resultado de combinar infusión de hierbas, esencias y una selección de naranjas. Su graduación alcohólica no es muy alta, por eso cada vez son más lo que maridan su aperitivo con un Spritz.

Tanto si eres casero como si evitas poner un pie en casa, te traemos dos fórmulas para degustar este combinado:

La receta para elaborar tu propio Aperol Spritz es sencilla: solo necesitas una copa con mucho hielo. Añadir prosecco (vino blanco italiano) seguido de Aperol a partes iguales. Y por último, un golpe de soda. ¡Voilá, lo tenemos! El toque final es decorar con una rodaja de naranja.

Y si eres de los que prefieres que te lo den todo hecho, aquí te dejamos un lista de sitios en la capital donde puedes disfrutar de un Aperol Spritz:

  • Brindis (Calle de Jorge Juan, 102) 

  • Mercato Italiano (Calle de Ríos Rosas, 50)

  • Rita Sibarita (Calle del Monasterio de Las Huelgas, 9)

  • El Tinglao (Calle Ponzano, 35) 

  • Mercado de San Miguel (Plaza de San Miguel, 5)