¿Alguna vez has soñado con estar en una película de Wes Anderson? ¿Te encantaría pasar el día en el lobby del Hotel Budapest, bajar a las profundidades del mar en un submarino o fumar un cigarrillo con Margot Tenembaum en una ídilica estación de autobuses? Bueno, todo esto no podrás hacerlo, pero casi. La Fundación Prada ha abierto una cafetería diseñada por el director de cine – Wes Anderson – en Milán, Bar Luce. No es la primera vez que Wes Anderson se alía con Prada para hacer arte, ya en 2013 realizó un corto para la casa de moda, ‘Castello Cavalcanti’, donde mostraba, una vez más, su increíble y particular forma de ver el mundo. El cineasta lleva ahora su mundo de fantasía a la realidad – ¡por fin! Los amantes de su cine no pueden estar más contentos, podrán pasar el rato, tomar café o leer un buen libro mientras respiran el ambiente de Wes Anderson. Colores rosa y verde pastel alegran la vista de los visitantes, los muebles vintage de la Italia de los 50 se mezclan con la decoración de las paredes – muy cercana a Hotel Budapest, y el techo, que se asemaja a la famosa Galeria Vittorio Emanuelle II, da el toque de elegancia.

No nos encontrábamos con una historia de cine y bar así desde el enigmático y mágico ‘Les Deux Moulins’ en el parisino Montmartre de la inocente Amélie Poulain. Sin embargo, el de Wes no se asemeja a ninguno de sus sets, sino que es una creación más de su arte. Incluso dice que «Aunque creo que podría ser un buen set, pienso que es incluso mejor lugar para escribir el guión de una película. Intenté crear un bar en el que yo mismo podría pasar las tardes de mi vida real, no ficticia».

Si tienes planeado ir pronto a Milán, no lo dudes, Bar Luce te encantará.

Samuel García

S4MU3LT4p4$12