Las cinco tempuras, los niguiris flambeados y las especialidades a base de atún son los platos que han hecho a Banzai consolidarse como uno de los restaurantes favoritos de los amantes del sushi. Su apuesta por una excelente materia prima, su continua búsqueda por la perfección de sus cortes y elaboraciones, además de su excelente calidad-precio, lo han convertido en una de las direcciones de referencia dentro de la gastronomía japonesa. Llevan ya cinco años abiertos y su evolución, constante y pendiente de su clientela, ha ido adaptándose a un público cada vez más exigente y conocedor de la cocina japonesa. Por esa razón, Banzai ha decidido introducir una nueva carta de sakes, whiskies japoneses y cócteles creativos ideales para acompañar la propuesta culinaria.

El cocinero filipino Rheinland Taporo, recién llegado a la nueva etapa evolutiva de Banzai, ha incorporado a la carta platos como la tempura de cococha, a la que acompañan la de langostino tigre, la de verduras, la de chipirones y la de vieiras; el atún toro en las diferentes variedades de corte (sashimi, carpaccio, tartar o tataki), y los niguiris flambeados, inspirados en el sushi californiano de los años 60. Una propuesta que no puede dejar de acompañarse con algunos de los mejores sakes y whiskies japoneses del mundo o cócteles como el Japanesh Smash, la versión del mojito con sake, o el Matcha Silver Fizz, con ginebra, Matcha, cardamomo y soda.