¿Eres italiano y te dedicas a la producción de queso parmesano? Si es así, sigue leyendo porque el banco al que nos referimos tiene una oferta muy atractiva que hacerte. Si no tienes nada que ver con el queso, también, así te pones al día de las locuras tan estupendas que llegan de otros países.

El banco Credito Emiliano no funciona bajo los mismos parámetros que el resto de entidades bancarias italianas, europeas y mundiales, al menos, no que sepamos. Este banco ofrece préstamos de dinero a los productores de queso parmesano del país a cambio de una pequeña muestra de su producción (un queso) como garantía de pago.

Claro está que no estamos hablando de un queso parmesano cualquiera, nos referimos al mismísimo Parmigiano Reggiano, uno de los quesos parmesanos de mayor reputación y calidad en todas las partes del planeta.

Fausto Filippi, banquero de esta sucursal, deja claro que son un banco al uso, tradicional, pero también defensores de este queso y colaboradores de su salida a mercado con esta metodología: una concesión de dinero a cambio de una  muestra de este queso.

Si el negocio sale adelante, todas estas muestras de queso se guardan en la bodega que tiene el banco para asegurar la buena conservación de este producto. Actualmente, el banco cuenta con más de 300.000 piezas de queso, unos 160 millones de euros.

Si no hay queso, no hay dinero.