Por ello, tras el éxito consagrado con la primera edición de Jägermeister Deer Match el año pasado en Barcelona, Madrid revivió el evento hace unos días en los campos de fútbol de Nuestra Señora de la Torre (Vallecas).

Un total de 56 jugadores-el mismo número de ingredientes que componen el licor Jägermeister- repartidos en 8 equipos formados por periodistas, bandas del roster Jägermusic, promotores de festivales y amigos de la marca se lanzaron al terreno de juego para defender los colores, el origen y ese número tan especial, el 56, de la marca alemana.

Para reponer fuerzas tras el partido, una imponente barbacoa saciaba a los jugadores e invitados, quienes también pudieron disfrutar de cócteles como el Ginger Deer, con JÄgermeister, ginger beer y zumo de lima. Y ya se sabe, en una buena fiesta no puede faltar la música, de ahí que la marca contase con algunas bandas emergentes del panorama nacional para ponerle el ritmo al día. Entre los que tocaron, los bilbaínos Vulk, Kaixo, con algún que otro homenaje a Jurt Cobain, Andrea Vandall y Al Dobson Jr.

El brindis final- con ice cold shots, claro estaba- se lo llevó Shalke 56, formado por periodistas de distintos medios, quienes lograron alzarse con la victoria del partido con el marcador a 5-2 a su favor.