En 2021 se estrenaba esta nueva serie que ha resultado ser todo un éxito en la plataforma Netflix. En ella se detalla como es la vida de una recolectora de café en una hacienda, Casa Blanca, que obtiene sus principales beneficios en el café, uno de los más reconocidos en Colombia.

La principal ambición de la protagonista es tener una pequeña tierra para poder cultivar el suyo propio. Después de muchos esfuerzos y muchas trabas, logra aprender todo el proceso de la recogida del café, desde que se siembra hasta que se distribuye.

La protagonista Teresa Suárez, más conocida como Gaviota, compara la recolección del café con la maternidad, ya que es un proceso muy delicado y, a la vez, es ver algo que está naciendo y que te hace mucha ilusión.

En primer lugar, se debe recoger el grano de café cuando los frutos están en su punto de maduración. La clave que nos da la protagonista de la telenovela es pintar las uñas del mismo color rojo intenso que tiene el grano cuando es apto para recogerlo, después de pasar un periodo entre seis y ocho meses desde su plantación. Seguidamente, hay que proceder a su separación del resto, lavarlo y secarlo para conseguir que esté listo para ser tostado.

Es muy importante tener en cuenta que el café no sigue su proceso de maduración fuera del árbol, por lo que si vemos que el fruto tiene un color verdoso o amarillento, no está listo para ser recogido.

Para recolectar el café existen dos técnicas: una de manera selectiva, es decir a mano, de uno en uno. Normalmente, es muy común verlos en los cafetales que se encuentran a gran altura, como ocurría en la novela. Aquellas montañas enloquecían a la protagonista. Otra general. Esta se puede hacer a mano o con una maquinaria especial.

En Colombia, origen de la serie, se hacen dos cosechas de café al año. En la hacienda Casa Blanca, tenían dos tipos de café; el normal y el especial dos semillas.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta