Promete ofrecer el mismo sabor que el aguacate que consumimos normalmente pero con un 30% menos de grasa. Con una piel verde, más suave, fina y brillante, de maduración rápida y con una pulpa más agradable. Este es el principal gancho con el que la compañía Isla Bonita ha conseguido captar a una gran legión de seguidores a través de uno de los productos más top del momento: el aguacate.

Una variedad, que, según explican, se consume en países de Latinoamérica y se “cultiva en climas muy específicos que le confieren propiedades y cualidades organolépticas muy diferentes a los aguacates más comercializados, además de una serie de ventajas nutricionales añadidas”. 

No es la primera vez que una compañía propone algo silimar a este invento. Una empresa estadounidense lanzó el año pasado una variedad que prometía algo similiar al ‘light’. Lo llamaron ‘Slimcado’ pero no tuvo ningún éxito debido a su sabor y textura.

A pesar de no tener información sobre los países que lo exportan ni su variedad, lo que sí sabemos es que ha conseguido el sello del Programa de Alimentación y Salud de la Fundación Española del Corazón (PASFEC), que lo ha calificado como producto con contenido reducido en grasas.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=»large» posttypes=post posts_in=3747]