La Gran Vía madrileña respira aroma a mar. ¿El motivo? La llegada de un nuevo rooftop que reúne todo lo mejor de las viejas tabernas portuarias de la popular Marina coruñesa en el corazón de Madrid. La capital inaugura puerto en sus alturas y se llama Le Tavernier. Está situado a la altura del número 34 de Gran Vía y ubicado en la azotea del hotel INNSiDE by Meliá Madrid Gran Vía (entrada por calle de Mesonero Romanos 13).

Le Tavernier es un oasis de 500 metros cuadrados en pleno centro de la ciudad, convirtiéndose en uno de los rooftops más grandes y frescos de Gran Vía. Un extenso espacio al aire libre donde divertirse y tomar algo entre amigos de una forma distendida, donde desconectar del incesante ritmo del día a día y donde evadirse a través de los diferentes eventos que acogerá esta nueva terraza de Madrid.

Su amplia carta de bebidas espirituosas y coctelería, así como sus platos de carácter informal elaborados a partir de productos frescos de primera calidad, no dejarán indiferente a nadie y permitirán disfrutar de lo mejor de Galicia desde el mismo centro de la capital, deleitándose con las mejores vistas a la Gran Vía. Su leitmotiv consiste en dejarse llevar por el arte del picoteo, entre propuestas como por ejemplo unas croquetas cremosas de cigala, taco galaico de costilla de cerdo o una buena tortilla de Betanzos, acompañadas de una bien tirada caña o cualquiera de sus numerosas opciones de bebidas.

Al igual que un gran buque velero, Le Tavernier está dividido en distintas y muy diferentes zonas, con una gran barra, escenario para eventos, zonas de degustación y mesas altas, mesas para dejarse llevar por todo su ambiente de una forma más tranquila y relajada e, incluso, un singular «secret room» con capacidad para 18 comensales que se podrá reservar para eventos, comidas o presentaciones.

Foto: Juan Antonio Partal.

Todo ello, rodeado de una abundante vegetación y un cuidado diseño a cargo del premiado estudio de interiorismo estratégico Iván Cotado, en la que destacan materiales naturales y sostenibles como la madera en varios formatos o un espectacular rótulo elaborado a base de redes recuperadas del mar… e infinidad de detalles más.

El nuevo rooftop madrileño comparte filosofía y nombre con su hermano coruñés, un popular pub situado en la Marina, ofreciendo ahora en Gran Vía  todo el sabor y el aroma de este característico puerto. La historia de Le Tavernier está inspirada en un marinero llamado Breixo que, tras navegar durante décadas, decide quedarse en tierra y traer consigo toda la cultura que ha adquirido a lo largo de tantos y tantos viajes. En su cuaderno se trae las mejores recetas de sus experiencias gastronómicas y en la bodega exquisitos barriles de bebidas espirituosas… Alma de tabernero, carácter de marinero, espíritu fiestero. Cosmopolita, sensible, abierto, alegre, con una clara vocación de hospitalidad y servicio, y próximamente, surcando el inmenso cielo madrileño.

Deja un comentario