El gran mérito de Pablo Albuerne, alias Gipsy Chef para los amigos y para la legión de fans que le siguen en sus redes sociales, es que es capaz de coger prácticamente cualquier receta –se atreve con todo y el cachopo, desde luego, no iba a ser una excepción– y aportarle su gamberro y personalísimo toque. Además lo hace de una forma desenfadada y sencilla.

Esta receta del cachopo más gamberro de Gipsy Chef forma parte de la campaña “Muy Nuestro, Muy de KAS”, que la marca de bebidas ha puesto en marcha junto con el cocinero, quien reinterpreta cuatro elaboraciones que representan los territorios de Asturias, Cantabria, Galicia y País Vasco. Unas propuestas creadas para preparar en casa y disfrutar del aperitivo del norte junto a los sabores cítricos de KAS y el toque inconfundible de Bitter KAS. Pues manos a la obra con este cachopo tan especial.

INGREDIENTES

  • Chorizo de tineo  
  • Queso de tetilla
  • Harina, huevo y pan rallado para empanar
  • Sal al gusto
  • 2 cucharadas de tomate concentrado
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 1 Bitter KAS para acompañar y disfrutar de una experiencia completa de sabor

ELABORACIÓN:

Primer paso: el cachopo  

El secreto para el conseguir el auténtico cachopo es que sus ingredientes sean con denominación de origen norteño. Por ello, para preparar esta receta, Gipsy Chef ha seleccionado un filete grande ternera asturiana, queso de tetilla y chorizo de tineo. Empezamos nuestro cachopo cubriendo el filete de ternera con papel para cocinar y aplastamos para que quede bien fino. Cortamos el queso y el chorizo y lo colocamos sobre la carne. Cuando esté todo el filete cubierto, sin escatimar, lo doblamos al medio y añadimos un toque de sal por las dos lados.

Sellamos bien el cachopo y lo empanamos al estilo tradicional asturiano. En esta ocasión, el orden sí que importa. Primero pasamos el cachopo por la harina. Cuando esté bien impregnada por todas partes, sacudimos el exceso y lo introducimos en huevo batido. Por último lo rebozamos con el pan rallado. Aseguramos que queden las esquinas estén bien pegadas y dejamos reposar.

Segundo paso: La salsa

En un bote de cristal, el recipiente favorito de Gipsy Chef, ponemos el tomate concentrado, una cucharada de miel bien colmada, salsa de soja, vinagre de manzana y una cucharadita de aceite de sésamo. Agitamos bien hasta que que quede una salsa homogénea. 

Tercer paso: El toque Gipsy Chef

Freímos el cachopo en aceite de oliva virgen extra muy caliente por las dos caras. Untamos las rebanadas de pan sin tostar con la salsa que hemos preparado, ponemos por encima el cachopo, y tapamos con otra rebanada de pan. Pinchamos 4 palillos y cortamos con cuidado en 4 porciones.

Deja un comentario