Un titular como este puede sonar amarillista, sensacionalista e incluso un poco fuera de lugar, pero si se tienen en cuenta los lametazos que ha soltado la cantante conocida por los hits Problem o Bang Bang (2014) la semana pasada California, las palabras se olvidan ante las imágenes. Por supuesto que todos lamen sus donuts (aunque no es la práctica más común para degustarlos), de eso no hay por qué avergonzarse, el problema está cuando dicha acción se hace en una tienda, frente a una cámara de vigilancia y siendo el donut de la discordia en exposición para ser vendido al público.

En un momento de pasión con uno de sus bailarines, el mismo con él que se dio un ‘leve’ morreo en uno de sus shows en vivo, Ariana se vio tentada a darle un ‘leve’ lametazo al donut que se postraba frente a ella. Después de esto, cuando el empleado de la tienda retira la bandeja frente a ella, Ariana suelta un comentario que ha hecho la situación aún más incómoda: “¿Qué es @#% eso? ¡Qué asco? ¿Odio a los americanos, odio a America”. Como dice este video de TMZ: “no hay nada asqueroso en un donut, es azúcar y felicidad rebozada”, así que dudamos que ese donut no fuera un pedacito de cielo digno de ser devorado.

Como era de esperarse, Ariana ha hecho público un comunicado en el que expresa su arrepentimiento y en el que evita excusarse, tan solo pedir perdón por un acto del que siente vergüenza. Pero el altercado no termina allí porque la policía ya está investigando a la tienda de donuts donde ocurrió el problema ya que la legislación no permite tener el producto fuera de los escaparates.